PDA

Ver versión completa : Plaga de medusas en el Mediterráneo, aunque podría no llegar a la costa


windi
23-06-2008, 16:34
A la espera de una buena corriente que las acerque hasta la playa, las poblaciones de medusas están al acecho. Las plagas han crecido espectacularmente durante los últimos meses, y han alcanzado concentraciones más que abundantes en el Mediterráneo. El Mar Menor, por el contrario, está más despejado que nunca.

Los últimos muestreos realizados por los científicos del Instituto de Ciencias del Mar de Barcelona y del Centro Oceanográfico de Murcia han confirmado lo que se venía temiendo desde hace meses: las concentraciones de Pelagia noctiluca, una de las especies más urticantes y molestas por sus largos tentáculos, son masivas. A pesar de que las plagas están formadas, no es seguro que los bañistas lleguen a sufrir las consecuencias, ya que esa especie de medusa es de aguas abiertas y sólo es capaz de llegar al litoral arrastrada por los vientos y las corrientes porque no puede nadar. Así, queda la esperanza de que durante los meses de verano no se den las condiciones que permitan a las medusas alcanzar la costa.

De hecho, el pasado verano las concentraciones eran similares y los bañistas ni se enteraron. «A pesar de que era una locura, no hubo temporales de levante y las medusas no llegaron al litoral», recuerda Ignacio Franco, científico del Centro Oceanográfico de Murcia. «Sólo durante la segunda quincena de septiembre alcanzaron la costa, pero como había temporal los pocos bañistas que quedaban no se metían al agua y no hubo apenas picaduras».

La Pelagia noctiluca es una especie propia del Mediterráneo, y no del Mar Menor, donde pocas veces ha podido prosperar, y siempre en poca cantidad. En principio, la plaga no afectaría a la laguna, que según todos los muestreos está libre de esa especie y sólo mantiene una presencia mínima de su especie natural, la Cotylorhiza tuberculata (conocida popularmente como huevo frito). Así, el peligro se circunscribe únicamente al mar mayor.

Los espectaculares crecimientos de medusas en el Mediterráneo que se registran desde hace dos años tienen un origen claro: la sobrepesca está desequilibrando los ecosistemas marinos. La explotación excesiva de los mares por parte del hombre ha dejado a las medusas sin sus depredadores y competidores naturales, lo que les ha permitido ensanchar sus dominios sin límite. Además, las medusas, que no son capaces de matar a un adulto, sí acaban con las larvas o huevos. Así, los vertebrados van en descenso rápido, y los invertebrados, con poca competencia, están ocupando ese nicho ecológico vacío.