Ver mensaje
  #1205  
Antiguo 18-09-2020, 17:27
Avatar de coronadobx
coronadobx coronadobx esta desconectado
Tercio Embarcado
 
Registrado: 29-10-2006
Localización: Ft Lauderdale
Edad: 52
Mensajes: 5,306
Agradecimientos que ha otorgado: 951
Recibió 5,782 Agradecimientos en 2,066 Mensajes
Sexo:
Predeterminado Re: Heroes Españoles (Relacionados con el mar) olvidados

Espectacular relato de Jose Fco Gil en Nuestra historia.

El Princesa barco que rindió brava batalla aunque acabo siendo capturado, y luego sirvió para la Perfida Albion para acabar siendo atacado por los Españoles

Modelo construido siguiendo los planos de Gaztaneta del que acabamos de hablar

19. 04.1740.- LA LEYENDA DE LA FRAGATA PRINCESA
.

Esta es la historia de la captura del navío “Princesa”, que junto con la del “Glorioso”, hicieron leyenda de nuestra gloriosa Armada Española del siglo XVII.

El «Princesa» es un navío cuya historia va más allá de las batallas. Podría decirse que tuvo mala suerte, aunque esa afirmación no sería del todo justa. Era un barco fuerte, construido en el astillero de Guarnizo, Santander, en 1729, siguiendo los planos de Gaztañeta.

Puerto del Ferrol, 9 de abril de 1740 de ese puerto parten tras una fragata británica los navíos Princesa (70) y Príncipe. Tras varios días, son sorprendidos por una tormenta que les hace separarse. El donostiarra Pablo Agustín de Aguirre era el capitán del «Princesa» y demostró aquel día de abril la pericia y el valor de los marinos españoles que se arriesgaban en un mar en guerra. Cada vez que los buques hispanos e ingleses se encontraban en el océano ardía la pólvora y corría la sangre.

Y eso fue lo que ocurrió en ambos bandos aquel día, pese a la superioridad británica. El Princesa, había sufrido la rotura del mastelero mayor, cuando avistan un escuadrón inglés compuesto por tres navíos: Lennox, Kent y Oxford, los tres de 70 cañones. A las 6 de la mañana comienzan los tres ingleses a perseguir al español y a pesar de que el Princesa había sufrido recientemente un temporal que le había causado daños, lo que le hacía navegar disminuido de vela, los británicos no le alcanzaron sino al cabo de 2 horas.

Los tres alcanzaron al desarbolado «Princesa», era el 19 de abril de 1740, a las ocho de la mañana. El propio capitán Mayne se adelantó con el «Lennox» y comenzaron a tronar las andanadas. Pero el fuego español fue más preciso y contundente e hizo caer dos mástiles del buque insignia de Mayne, que se retiró.

Era el turno del «Kent». Los cañones bramaron y los españoles tuvieron de nuevo la suerte de cara, pues en medio del combate un disparo arrancó la mano del capitán inglés y el «Kent» también se retiró, dañado. Pero entonces llegó el «Oxford», con su tercera ronda de 70 cañones. Llevaban combatiendo más de ocho horas, todo el día.

El «Princesa» había visto morir a 70 de sus marineros y tenía 80 gravemente heridos, algunos oficiales. Los menos graves seguían aplicando fuego por las troneras. Pero la munición se agotaba y el capitán Aguirre cayó gravemente herido. Ante lo insostenible de la situación se rindieron a los británicos. El «Princesa» fue conducido a Portsmouth el 9 de mayo. A los prisioneros se les trató con cortesía. El capitán volvió a su San Sebastián natal, a morir de sus heridas, de las que nunca acabó de recuperarse.

A los ingleses les llamó mucho la atención el comportamiento de este navío en combate, sus excelentes prestaciones, su aguante a la artillería, y su gran estabilidad. El navío, de dos puentes, era de eslora larga en comparación con los navíos ingleses similares. Tenía también un diseño del casco tal que conseguía mayor distancia entre las portas de la primera batería y la línea de flotación, lo que le permitía utilizar los cañones de dicha batería en condiciones en las que sus oponentes no podían hacerlo.

En Portsmouth, a donde lo llevaron como presa, provocó gran admiración su tamaño y medidas, notablemente grandes para su porte, que le acercaban a un navío inglés de primera clase, de 90 o más cañones, teniendo el Princesa sólo 70. Una vez reparado, el Princesa sirvió en la Royal Navy con el nombre de HMS Princess

Sin embargo, el mismo barco que asombró a la Navy, en manos de marinos británicos y capitaneado por Robert Pett caería frente al «Poder», un mercante artillado con muchas menos bocas de fuego, al mando de Rodrigo de Urrutia en la batalla de cabo Sicie. Pett lo pasó tan mal que estuvo a punto de rendirse dos veces. Tuvieron que venir 5 navíos a socorrerle. El «HMS Princess» fue retirado discretamente de servicio poco después. No lo manejaban como los españoles.
Citar y responder
4 Cofrades agradecieron a coronadobx este mensaje:
ayapitas (25-09-2020), Hakuna Matata (19-09-2020), leviño (25-09-2020), Loquillo (22-09-2020)